OBJETIVOS

Los residuos orgánicos se producen en cantidad elevada y de forma continua. Necesitamos pues dar salida a los residuos de manera eficaz, evitando siempre cualquier riesgo para los diversos ecosistemas que se puedan ver afectados por la mencionada salida, pero valorizándolos si es posible, e integrándolos en una economía circular

La investigación científica dentro de este proyecto aporta conocimiento a las posibilidades para acometer la valorización de residuos orgánicos, consiguiendo así una economía saludable y activa ligada a los mismos, dentro de una perspectiva social y ambientalmente correcta. Como ejemplo se puede citar la obtención de bioenmiendas y fertilizantes agrícolas a partir de algunos residuos orgánicos, los cuales mejoran la calidad de nuestros suelos; conseguir energía mediante su biometanización (biogás) o producción de bioetanol; o la obtención de productos con valor añadido a partir de ciertos residuos con características idóneas para ello. 

Un aspecto ligado al aprovechamiento de los residuos orgánicos “de calidad”, convenientemente tratados, es su aplicación al suelo para combatir procesos de degradación y desertificación. El sureste español está dominado por suelos con una escasa fertilidad a consecuencia del régimen climático de la zona. La materia orgánica exógena aportada con dichos residuos es una alternativa sostenible para evitar o paliar procesos de degradación edáfica, mejorando aspectos químicos, físicos y microbiológicos del ecosistema-suelo.  

LINEAS DE INVESTIGACIÓN

En concreto, las líneas de investigación de nuestro grupo son las siguientes:

 

  • Desarrollo de estrategias para mejorar nuestro conocimiento sobre los mecanismos que rigen los procesos de degradación y recuperación de suelos en condiciones semiáridas, y por tanto sobre su calidad y funcionalidad. Destacamos aquí la investigación en aspectos de diversidad y funcionalidad de la comunidad microbiana de nuestros suelos, como un componente clave en la fertilidad edáfica.
  • Uso de enmiendas orgánicas derivadas de residuos orgánicos de origen urbano, agrícola o animal como estrategia para combatir procesos de degradación del suelo, fijando carbono y contribuyendo a disminuir el efecto invernadero. Procesos de estabilización de residuos orgánicos (compostaje) y su problemática ambiental se incluyen en esta línea. 

508